Argentina trabaja para reducir a la mitad la pérdida y desperdicio de alimentos

Se firmó un convenio entre el INTA y la Red Argentina de Bancos de Alimentos (REDBdA) para establecer un marco de cooperación científica, técnica y de extensión de trabajo en territorio en busca de poder cumplir con el objetivo de reducir a la mitad la pérdida y desperdicio de alimentos para el 2030.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Red Argentina de Bancos de Alimentos (REDBdAfirmaron un convenio para establecer un marco de cooperación científica, técnica y de extensión de trabajo en territorio. Según informó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, que conduce Julián Domínguez, el propósito de este es contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS), de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en el marco de la Estrategia Argentina 2030, que hace especial énfasis en la reducción de las pérdidas de alimentos.


El convenio firmado entre el INTA y la Red Argentina de Bancos de Alimentos (REDBdA) apunta a Meta 12.3 que busca reducir a la mitad la pérdida y desperdicio de alimentos. Foto: MAGyP

De los 17 ODS propuestos por la FAO, esté convenio apunta a la Meta 12.3, cuyo objetivo es, de aquí a 2030, reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita mundial en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha. Este acuerdo se da en un contexto donde, según FAO, se estima que 1/3 de los alimentos de toda la industria alimentaria (producción y consumo) a nivel global se pierde, desperdicia o no llega a un plato de comida.

“La ciencia aplicada al desarrollo sostenible de la producción es una política que llevaremos adelante desde el Ministerio»Compartir

Las prioridades para reducir las pérdidas y desperdicio de alimentos (PDA) son la prevención y la recuperación. En este sentido, el INTA cuenta con gran capacidad de aporte respecto a la prevención, a través del diseño y el mejoramiento de técnicas y prácticas de producción, cosecha y postcosecha, en tanto que la REDBdA ofrece herramientas para aumentar la recuperación.

Al respecto, el ministro Julián Domínguez afirmó: “La ciencia aplicada al desarrollo sostenible de la producción es una política que llevaremos adelante desde el Ministerio, en conjunto con nuestros científicos e investigadores para que Argentina pueda responder a las necesidades alimentarias que se atraviesan a nivel mundial».

Por su parte, Susana Mirassou, presidenta del INTA, destacó lo importante de la firma de este convenio “para acercar modelos de trabajo entre la red de alimentos y el INTA ampliando las capacidades de cooperación en las regiones donde la Red tiene menos presencia”.

El INTA tiene un fuerte compromiso con la reducción de las PDA y en este sentido ha venido generando conocimiento y desarrollando tecnologías que mejoran la eficiencia de las cadenas productivas. Es a través de la “Red de Prevención de Pérdidas (cosecha y postcosecha) y desperdicios de Alimentos” que el INTA consolida los aportes institucionales a la reducción de PDA y creo un nexo con otras instituciones, organizaciones y empresa, públicas o privadas, relacionadas con la temática, entre ellas con la Red Argentina de Bancos de Alimentos.

Santiago Ramos, Presidente de la REDBdA, también se expresó respecto al convenio y sostuvo que: “Este acuerdo beneficia y potencia la capacidad de Acción que tiene la Red de Bancos De Alimentos en diferentes regiones del país. Los conocimientos e instrumentos científicos que proporcionará el INTA contribuirán a generar nuevos proyectos y a desarrollar procesos para evitar la PDA y para llegar a más personas en situación de vulnerabilidad alimentaria».

Lo que se busca a través del convenio firmado por ambas instituciones es:

  • Coordinar acciones de intervención como programas de capacitación, desarrollo y difusión de técnicas y tecnologías.
  • Utilizar los instrumentos de comunicación de ambas partes para difundir contenidos generados en conjunto o por una u otra parte.
  • Gestionar en conjunto ante organismos nacionales e internacionales, ONG y otros, recursos económicos para financiar actividades que propicien la reducción de PDA en Argentina.
  • Planificar estrategias de intervención.
  • Proponer, coordinar, e implementar políticas públicas, en consenso y con la participación de representantes del sector público y privado, sociedad civil, organismos internacionales, entre otros, que entiendan las causas y los efectos de la pérdida y desperdicio de alimentos.

fuente: elagrario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *